Hasta cuándo, amor mío,

Hasta cuándo podré verte

Sin temerle al regreso de la muerte,

La muerte dulce, lenta y justa,

Que duerme entre sábanas de abatidos

Y subyace entre las huellas de los vencidos…

Hasta cuándo,

Hasta cuándo borraré los recuerdos

Suicidas que me provocan tu ausencia…

Y junto con ellos, la muerte dulce

los convierte en un mar de deseos

y refugios olvidados y esparcidos…

Si soy culpable, es por ti…

Si desnudo mis venas, es debido a ti…

Y si cuelgo mi sangre, amor mío,

será sólo para ti…

Hasta cuándo, hasta cuándo

podré dormir sin anhelar tu presencia

y sin hacer el amor cada noche

al pie de la sombra junto a ella…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s