http://speedygonzales01.wordpress.com/2010/06/02/capsulas-speedy-gonzales-29/

18 mil asesinatos en México en el año 2011. 18 mil cuerpos llenaron el país con su sangre diluida en ilusiones, miedos y confusiones, al menos, esas son las cifras presentadas y no dudo que sean más. Sin embargo, sean o no sean los números exactos, la cantidad asusta, asusta empezar el año con tanta ignorancia y crueldad.

Esto pensando en que generalmente en año nuevo, uno se propone nuevos retos por cumplir, nuevas metas, nuevos amores, nuevos trabajos, renovación de recuerdos… Agradecemos todo lo que hemos recibido y juzgamos todo lo que hemos padecido. Pero qué pasaría si no juzgáramos, si en lugar de eso agradeciéramos todo lo que la vida nos da, con sus buenas y malas, con todo, con toda ella. Sería distinto el enfoque que le damos al mundo, a los acontecimientos, a las memorias, a los malos sabores de boca. Simplemente, no habría malos sabores de boca. 

Por eso, quiero hacer algo distinto hoy. Quiero agradecer a la violencia, a la impunidad, a la injusticia, a los 18 mil asesinatos, a los robos, a la esclavitud.  Gracias. Gracias por hacerme ver cuán feliz es mi vida, por no rendirme nunca para el logro de mis objetivos; gracias violencia, porque me has permitido ver cuán equivocada estaba al juzgar mi vida y mi entorno, porque cada día aprendo la compasión que no tienes y esto me da más fuerza para seguir de pie en el camino. 
Gracias por ser mi maestra de paciencia. Sin embargo, de todo corazón, deseo ser también tu maestra de paciencia, de amor y de compasión. Anhelo con todo mi sudor y mi cuerpo, que tú, violencia, aprendas que la guerra sólo trae más guerra; que el rencor no convierte a las personas en importantes, sino en torpes; que el poder no hace libre a la gente, la ata a su propia cárcel; que el perdón no es sinónimo de cobardía, sino de sabiduría; que la paz no es algo que esté fuera de moda ni se encuentra durmiendo en un cigarrillo setentero, la paz es algo que se come, que se vive, que se toca, que se huele y se transpira. 

Por todo esto, y con toda la intención de mi corazón, te deseo, violencia, que este año 2012, encuentres paz…

Sinceramente y con cariño,
M. N. 

Anuncios